Presos

Obras son amores:

Visitar al preso y Redimir al cautivo

Jesús fue preso, y nosotros podemos serlo también, justa o injustamente,  y en ese momento necesitaremos a alguien que nos acompañe.

Las obras de misericordia  nos recuerdan que estamos llamados a ser mano de Dios eficaz y efectiva con todos, en particular con las personas que están en situaciones límites de la vida,  y esa práctica nos redimirá a nosotros mismos como cautivos de nuestra propia debilidad.

Isa

Pincha aquí si quieres acompañar tu lectura con música: Befield du deine Wege( J.S. BAch, PAsión de San Mateo)

 

La Palabra de Dios nos  habla:

 

Deja un comentario