ALEGRÍA

Estad siempre alegres en el Señor, os lo repito estad siempre alegres. Carta a los Filipenses 4, 4

La alegría es un don de Dios y un fruto madurado por el espíritu. «El fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, afabilidad, bondad, fidelidad, modestia y dominio de sí. Ga 5, 22

La alegría es esa parte del rostro de Dios que se refleja en nosotros a la vista de todos.

La alegría se alimenta de la esperanza y de amor. Dicen las escrituras que no debemos de caer en el abandono a la tristeza, porque ese no es el camino hacia Dios.

La alegría es un lenguaje que se trasmite en todos los idiomas, es reconocible en lo profundo de su sencillez, salta a la vista.

La alegría es contagiosa, su compañía es píldora de felicidad. 

Isa

Gabriel Fauré. Pavane

Deja un comentario