Aliento

Soplo divino. Octubre 2013

El aliento no es el aire, no es el viento, es algo de más adentro.

El aliento es vida, impulso vital, espíritu, alma y esfuerzo.

Es vigor del ánimo, valor, soplo del viento y consuelo.

El aliento es exhalación, alivio, emanación y estímulo.

El aliento es tobogán de vida.

El aliento es Tu encuentro.

El aliento está impregnado del ser, es más que el aire al respirar, más que el soplo del viento, es parte de Ti, de Tu ser, de Tu sentimiento.

Por eso, el aliento es caliente, temperatura de alivio, consuelo del alma, empujón divino.

Dentro, en lo profundo de Ti ha estado. Es parte de Tu vida. Es Tu vida en mi vivida.

Tu aliento es llamada a la existencia de lo que antes no existía. Entonces, hombre y mujer nos creaste e insuflaste  aliento en nuestras narices para que fuéramos seres vivientes, y así fue.

Y lo mismo que hizo el Padre
en los comienzos del tiempo,
hizo el Verbo hecho carne
al exhalarnos su aliento.
Fernado G.V.)

Isa

______________________________________________

Crisantemo de Puccini (6:59) http://youtu.be/Ce3Yr_Y6kV8

______________________________________________

En la Biblia: Aliento