40 Cuaresma

La cifra 40 en la mentalidad judía es “el tiempo necesario para hacer algo completo”.
Nuestra liturgia nos plantea este tiempo de 40 días para convertirnos por medio de la oración, el ayuno y la solidaridad. En la Biblia encontramos muchas situaciones, que para realizarse necesitan ese “tiempo completo”, representado por el número 40, algunas de ellas os las traslado aquí.

En esta línea, también la Cuaresma, puede ser tiempo en Dios, tiempo para convertirnos, lo que supondrá acercarnos solidariamente al sentir de los últimos y más desfavorecido de nuestra historia temporal.

Un saludo cuaresmal