Ojos humanos, Ojos de Dios

“La Palabra es lo más divino del ser humano y lo más humano de lo divino”

0j0s humanos, 0j0s de Dios.

Me surgió la idea de buscar los Ojos en la Biblia después de disfrutar con el libro “Los Ojos de los pobres” de Pedro Casaldáliga y Joan Guerrero, un buen cóctel de poesía y fotografía. Desde ese momento vengo pensando, y pensando: ¿Dios tiene ojos?, ¿Dónde están los ojos de Dios? ¿Hacia dónde miran?, ¿Qué verán?, y aplicado a nosotros, ¿Dónde están nuestros ojos, hacia dónde miramos? ¿Qué vemos?, y muchas otras preguntas. Me he querido fijar solamente en la palabra “Ojos”, y dejar otros aspectos realcionados para otra ocasión. Aún así me he pasado de extensión.
Os recomiendo que la lectura del tema la hagáis de poquito a poquito, saboreándola, como con los buenos vinos, y degustándola, como una buena tarta de chocolate, y quedándoos en la palabra o en el versículo que os haga parar.
Espero que no os cojáis un empacho de ojos.
Un beso de resurección.

Isa Cano

The Swan Saint-Saens (3:44) http://www.youtube.com/watch?v=zNbXuFBjncw

Buscar

“El que tiene a Dios en la boca todo le sabe a Dios”, qué más cerca de nuestra boca que la palabra…

Como palomas mensajeras, que buscan el camino de vuelta a su palomar,
al lugar donde nacieron, a su casa para cumplir su misión de llevar un mensaje,
nosotros buscamos a Dios, como el camino de ida y vuelta a casa,
a nuestro origen, a nuestro destino final, llevando un mensaje que dice así:
Estoy en búsqueda, en tu búsqueda Dios Padre.

______________________________________________________

Crouching Tiger Hidden Dragon Soundtrack (2:16) http://www.youtube.com/watch?v=w0gPBb14Rh8

Adorar con el cuerpo, orar con el alma

…ellos iban conmigo a Jerusalén
y conmigo adoraban allí, sin desviarse del buen camino.
Tb 5 14b

Dos palabras  ADORAR con el cuerpo y ORAR con el alma.

Esta búsqueda orante de las palabras Adorar y Orar me ha ayudado a situar la palabra adorar en un nuevo lugar en mi realacion con Dios.  Adorar nos dice el diccionario que es Amar en exceso, con esa belleza he buscado esta actitud en la Biblia.

Isa Cano