Oídos humanos, Oído de Dios

Toda Palabra de Dios está garantizada;
Él es un escudo para cuantos confían en Él.
No añadas nada a sus Palabras…
Prov 30, 5-6

Escuchar tu Palabra, Señor,
estar atenta a lo que nos cuentas, a lo que me cuentas,
a lo que nos hablas por la boca de la Vida, de las personas que nos rodean,
de la belleza del mundo.

Escuchar tu Palabra, Señor, sin añadirle nada,
permaneciendo en tu silencio, en tus ruidos, en tu vivo movimiento.

Escuchar tu Palabra con nuestros oídos humanos,
oídos que tu ideaste, oídos frágiles, oídos del alma.

Escuchar tu Palabra y quedarme a la espera.

En la escucha, un saludo atento,

Isa Cano

____________________________________________

Keiko Matsui – Water Lily (5:43) http://www.youtube.com/watch?v=xXgPIxSEFAY

Deja un comentario