El desierto

“Por eso voy a seducirla;
voy a llevarla al desierto
y le hablaré al corazón”.
Os 2, 6

EL DESIERTO es el lugar de la escucha, de la escucha de la nada, de la escucha del silencio, de la escucha de uno mismo. Este sentido, el de la escucha, cobra una fuerza primordial en este medio natural, y nos abre a la inmensidad que existe fuera de nosotros.
CONOZCO UN DESIERTO precioso e inmensamente árido, cuyo colorido abarca todas las tonalidades de los ocres grisáceos. Recuerdo que, al contemplarlo, mis sentidos percibieron la soledad más bella, auténtica y desgarradora. Ese desierto, al cabo del tiempo, me ha dado vida porque en ese desierto estabas Tú, Señor de la Vida.

Con estos párrafos, abro un nuevo tema para reflexionar y orar:
EL DESIERTO

Con gusto, y esperando que este desierto os parezca tan fértil como a mí, os envío un cordial saludo.

Isa Cano

_________________________________________________________________

A variation On Scotty. Shigeru Umebayashi: http://www.youtube.com/watch?v=WRLpkd-n6CU

Deja un comentario